Como Mover los Brazos

La raza humana mueve los brazos de manera natural mientras corremos, debes hacer una gran esfuerzo para andar de manera continuada sin mover los brazos y un esfuerzo todavía mayor para correr sin mover los brazos. Esto nos lleva a pensar que debe existir algún tipo de beneficio para correr de esta manera, si no fuera así, la evolución humana debería haber eliminado esta forma de correr de nuestra naturaleza.

Beneficios Mecánicos

Movemos los brazos de forma contraria a como movemos las piernas, de tal manera que cuando la pierna izquierda se adelante, al mismo tiempo adelantamos el brazo derecho y vice-versa. De esta manera se consigue que los brazos actúen de fuerza de balance contraria al momento angular generado por las piernas(1,2). El momento angular se puede entender como la cantidad de rotación de un cuerpo y depende de la velocidad de giro así como de la masa.

angular momentum
angular momentum

El brazo izquierdo contraresta el momento angular causado por la pierna derecha de tal manera que el cuerpo del corredor se mantiene recto y la mirada estable.

Además de una fuerza de balanceo, también se piensa que los brazos puedan servir para levantar al corredor del suelo y para impulsarlo al mismo tiempo hacia adelante(3).

venice beach
venice beach

Mantener la visión estable y mover el cuerpo hacia delante y hacia arriba. Es todo lo que necesitas para convertir tu manera de correr a una forma más eficiente.

Teoría Activa vs. Pasiva

posterior deltoid
posterior deltoid

Desde 1939 se ha sugerido que los brazos no se mueven de forma pasiva como simples pendulos(4) sino que se mueven de manera activa por los músculos del hombro, especialmente en el movimiento de mover el brazo hacia atrás por el deltoid posterior, también se ayuda por el deltoids anterior en el movimiento hacia delante, pero no parece que sea una contribución muy grande.

Se ha demostrado por electromiografía (un estudio neurofisiológico en el que se insertan agujas en los músculos para medir su grado de contractilidad) que el músculo deltoides presenta actividad al caminar incluso con el brazo inmovilizado (5).

A pesar de la evidencia de que el músculo deltoides esta activo durante la carrera existe otra teoria. La teoría pasiva expone que el movimiento del brazo es simplemente una respuesta pasiva al movimiento causado por las fuerzas ejercidas por las piernas que se transmiten a la pelvis y de aquí a la columna que a su vez las lleva a los hombros y los brazos.

forces
forces

De acuerdo con esta teoría, los hombros y brazos se deberían mover a la misma frecuencia que la pelvis y las piernas, aunque ligeramente retrasados debido al tiempo perdido en la transmisión de fuerzas. Si las piernas se mueven más rápidamente, los brazos deberían ajustarse automáticamente. Esta teoría respeta el hallazgo de que el hombro se contrae por si mismo durante la carrera, pero argumenta que estas contracciones son necesarias para estabilizar el hombro y no contribuyen en gran medida al movimiento de los brazos.

¿Cómo Mejora esto mi forma de correr?

 

Esta información debería ser de tu interés si intentas perfeccionarte como corredor, es importante entender aquellas pautas que nos mejoran y cuales nos empeoran a la hora de correr. El correr con los brazos inmóviles (como alguien corriendo con un carrito de bebe por ejemplo) va a mermar tu capacidad de correr, no solo afectará al balance del tronco y la estabilidad visual, sino que también afectará tu economía de carrera y aumentará tus necesidades metabólicas. De igual manera, si vas a correr con algún objeto en la mano, como un reproductor de música o algo más pesado como una botella de agua, irremediablemente aumentarás el momento angular de un solo lado al aumentar la masa, y deberás compensar aumentando la velocidad de rotación del otro lado o disminuyendo la velocidad del mismo lado, lo que habitualmente significa un mayor desgaste energético.

Bibliografía

  1. Hamner, S. R., Seth, A. and Delp, S. L. (2010). Muscle contributions to propulsion and support during running. J. Biomech. 43, 2709-2716.
  2. Hinrichs, R. N. (1987). Upper extremity function in running. II. Angular momentum considerations. Int. J. Sport Biomech. 3, 242-263.
  3. Hopper, B. J. (1964). The mechanics of arm action in running. Track Technique 17, 520-522.
  4. Elftman, H. (1939). The function of the arms in walking. Hum. Biol. 11, 529-535.
  5. Fernandez Ballesteros, M. L., Buchtal, F. and Rosenfalck, R. (1965). The pattern of muscular activity during the arm swing of natural walking. Acta Physiol. Scand. 63, 296-310.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.